miércoles, 29 de julio de 2009

LA MUJER

El hombre es transparente para la mujer. La mujer es opaca para el hombre. Estas se decía Saramago. Yo siento que la mujer es transparente para el hombre también. Se ve claramente que es un légamo turbio e incomprensible. A la mujer hay que quererla y vas de sobra. La mujer necesita compañía como necesita la maternidad. Supongo que es un instinto conservacionista de especie. Luego quiere o no a la criatura, según. Aquí siento que la hormona dice mucho en su desangre. Pienso que hay pocas mujeres con gracia aunque las haya graciosas. Creo que son increíbles porque no hay quien se las crea. Yo quiero un hombre siempre si no fuera porque sin ella el ojo es una cuenca, la mirada un pestañeo y el pecho una piel sin horizonte. Por eso el hombre quiere al perro pero se va con la del quinto. Por eso el hombre se va a la mili pero se casa con su futura madre. La violencia física es el pataleo fatal del bruto. El chantaje emocional es algo más femenino, más elegante, más demoledor. Yo he visto homúnculos languidecer al paso de un perfume girado. Piltrafas llorar en jirones de lástima por una palabra de desprecio. La mujer es un unicornio supino, una boca abierta a la sorpresa. El sexo de la mujer es un misterio en el sumidero de su materia.

No hay comentarios: