jueves, 27 de septiembre de 2012

EL VIAJE

"La luz es el hueso de los ojos".
Gregory Corso

La oscuridad hace nítida las claridades. Es el brillo de una lengua negra. Nadie puede deshacer su tela de araña pegajosa, su sigilo de papel trasparente, de entretenidas manos que frenan tu tiempo. Has regresado con el impulso de la pérdida. Has llenado el vaso de los límites. Rebañas con la cuchara el hueso de los ojos pero la luz ¿Dónde se ha ido? Como un recuerdo de una velocidad sin dueño, pesadilla de restos por canalones secos. No se puede distraer la sangre porque la emoción no es un niño al que mentirle la vida. Se llora de golpe, cuando todo y siempre comienzan a rondar tus labios. Mañana amanecerá el fuego del tiempo con el nada y nunca sobre la cama. Algo pasa cuando no se mira al cara a cara. Las verdades gimen las entrañas del sonido y la boca es ya una mueca extraña que no engaña a nadie. Dilata las nubes. Al final llueve como quien despide el llanto desde la ventana del amor. Ahora sé que septiembre comienza como un verano y que esto no es más que un otoño repetido. La estación rota donde buscarnos los huesos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

thanks for sharing.