miércoles, 20 de junio de 2018

EL RITO

A Mónica.

Ese tiempo no importa. Mi error era cierto. En tu imposible, encuentro ahoras de memoria. Encuentro a un niño junto a un libro y una luciérnaga de voz en un teléfono. Cuando la memoria entra en tus ojos la emoción mira por los cristales. Y aquí me tienes cumpliendo con el rito, con la obligación de necesitarte, frente al mundo. El tiempo nos debe su futuro. Yo te debo la inocencia. Y madrugadas solitarias, y paseos solitarios, y viajes solitarios, alumbrando versos que te merezcan. Somos un espejo constante, la caricia que vigila al miedo. “Perdón y gracias son hacia ti lo mismo” y un algo más repetido. Habremos de ir bebiéndonos, juntando el agua con las ganas de llorar hasta que el ojo solo sea aire, una burbuja de alas, de otra mariposa, que vuele sin dudar.

jueves, 14 de junio de 2018

LA COSTRA


“Sé que en mi cabeza flota toda clase de mierdas raras, pero no quiero analizarlas: quiero ponerlas a trabajar”
Terry Gilliam.

Lo peor del siempre es el otravez. Ese mosquito lento que tedia la mirada. Por aquel embudo, el bulto de las emociones fue deformando su crisálida para estrellar el alquitrán. Los cristales sobre la luna, chillan como urracas. Los cuervos no saben inglés y croan, otravez, sobre el verano. Chapotean como niños, como esos niños de antes, con costras en las rodillas que se quitaban con la curiosidad de la sangre. Aquel niño dejó paso a un bulto de colores. A las costras del tacto. A las palabras preparadas para el grito de mi poema contra mí. Siempre es despacio. Lo eterno es un instante. Los momentos son abrazos con que llenar el pan de la alegría. Despacio tiene sangre de tierra, micelios de tensión, gérmenes de llama. La vida inevitable de las plantas llena de asombro el universo. Crecen, señalan el misterio. Acusan al lenguaje con su rumor de agua, y el fracaso abierto para la flor.    

viernes, 8 de junio de 2018

LA ASTRONOMÍA

A mi hermano Abel
que lee a escondidas.

-Nunca se sabe lo insuficiente.
-La muerte acepta todas las preguntas.
-Sentía por compromiso.
-Premio Nobel de rodilla.
-Vivir está repetido.
-Florecía para besar.
-El vacío enferma solo.
-La astronomía produce diarrea.
-Prematuro y viejo son un mismo antes.

viernes, 1 de junio de 2018

LA VERJA

Comía manzanas para no sentirse solo.
Culpó el atrevimiento por cobardía.
La compañía viene buscándose.
Solo queda el mucho de la nada.
Fracasaba con pedigrí.
Ausencia como aderezo.
La cara de tonto le costó 6000 €.
Los domingos el pobre se viste de rico.
Hay gente sin sembrar.
Se costeaba la muchedumbre.
La belleza necesita más.
A las series se les ve el fascículo.
También duele el alivio.
La igualdad nos hace inferiores.
A Anguita le falta un laboratorio.
La verja era el chalet.

jueves, 24 de mayo de 2018

EL CIEGO


Jorge Luis Marías.
La victoria obliga.
Lo imposible necesita un no.
Los obituarios escriben vivarachadas.
Un millón de casos aislados.
Fuera y dentro es el mismo muro. 
El fraude era la diferencia.
Las esquelas son frases para vivos.
La ley hace el delito.
Longitud para normalidad.

sábado, 5 de mayo de 2018

EL PRÉSTAMO

-Contrato en preventivo.
-El niño pone las preguntas encima de la nada.
-Dolor y renuncia.
-Amor oncológico.
-Que diviertan ellos.
-Coñazo por jubilación.
-La alegría se basta.
-Cuánto hueco.
-Cómo preguntar para qué.
-El tiempo pone a cada uno en su tiempo.
-Trazabilidad emocional envasada al vacío.
-Crinicalizar fue criminalizar.
-No sabes ¡y lo sabes!
-Préstame el water.

viernes, 4 de mayo de 2018

EL PUZZLE


Hay palabras sondas. Hay puzzles de agua imposible y tiempos sin cerradura. Hay exceso en cada mínimo y un telodije silente que no reconforta. Ay.

jueves, 3 de mayo de 2018

EL CRÁNEO


También duele fracasar distinto. La memoria es el otra vez del futuro. Hay que alegrar los agujeros, pensar que el sumidero es un embudo. Pensar que lo pensado no tiene pensamiento. Aquel “dame una barra” fue toda una maravilla. Y existe el intermedio, el wasap que corta el sol. Quién puede volver cuando se ha sido horizonte. Un código de barras vigila el sueño de los cobardes. Un código QR revolvió el marasmo, rizando un estropajo para el selfie. Barras y píxeles para un lenguaje de mecano. Sé cómo estalla un cráneo, lo he sentido muchas veces.   

viernes, 27 de abril de 2018

LA GOTA


Se compran protestas.
La democracia son las nóminas.
Conversaciones en Jam session.
La mujer consiente la primavera.
¿La vida nace o se hace?
El derroche de la impunidad.
Vanidoso por cortesía.
A la inteligencia se llega en autobús.
La gota duele.

viernes, 20 de abril de 2018

LA CONDENA

“Hay que aprender a bailar con el tiempo”
Álvaro García Linera 

“Eso sucede en el mismo tiempo, pero jamás en el mismo día"
Ángel González.


Jamás en el mismo tiempo, quizá en el mismo día. “Se habita un tiempo pero se vive en la memoria”, esa ventana que los ojos (la piel un ojo, la lengua un ojo y hasta el buitre un ojo honesto) almacenan recuerdos. Tiempo y memoria son un mismo espejo. Un destello dinámico que fermenta con remanso. Pero las manos no pueden tocarse en la emoción del tiempo. Peleamos en el ritmo de relojes diferentes. Cada segundo tiene una mano, cada mano necesita un ojo, y la piel un ojo, la lengua un ojo... Empeñados, a empujones, …, se llega o se sublima, con torpeza de verruga. Perplejidad sin asombro. El asombro es un entusiasmo infantil e inesperado. La perplejidad, repetición en llamas. La verruga perpleja nos acusa, es un telodije sin verdugo, un rostro cualquiera, un espejo más. En el mismo día sí, jamás en el mismo tiempo, como la condena de las baldosas.