miércoles, 20 de enero de 2016

EL CRÉDULO

El sistema nos da padres y estudios para plantarnos en los veintií con la vida deshecha. Nos lleva en volandas de amigos, cole y televisión hasta el umbral del contrato basura y allí, frente al vertedero, nos damos cuenta que la sombra de la mentira es alargada. Hay quien aprobó la oposición y a quien papá le tenía preparada una silla, pero por la mañana todos pensamos para qué. Y los hay que a esas alturas ya se han creído la ONG, han leído un libro o se han puesto padres como forma de no pensar en las mañanas del mañana dilatando la fiebre. De esta falta de lectura, de una genética lenta y el ambiente del creer por creer, nace Podemos, el feminismo y Save the Children, que a veces son el mismo. Cuando la pregunta acaba por acorralar las actitudes se llega al “eso no se puede pensar” que lo mismo te lo dice un amigo, que una madre que Adolf Hitler. Y así te pasas la vida, toreando frases hechas porque nadie quiere oírse reflejado en lo que odia. Y preguntando al escepticismo llegamos al nihilismo, a plantar tomates y hacernos hinchas del Albacete, porque no creer en nada es negarlo todo, pero queda mejor lo otro. El escéptico niega pero ya está por aquí y se queda a mirar para divertirse. El suicidio es para quien se toma la vida en serio o el que tiene un dolor terminal. El escéptico/nihilista piensa que la vida es la estafa en sí, por lo que se vuelve gruñón como Max Stirner y ya sólo le importa que no le molesten. Se vuelve cascarrabias como defensa propia, como forma de quitarse de encima a los de Podemos, las feministas y los de Save the children que quieren que les convenzas de algo en diez minutos que es el tiempo que tienen hasta la próxima asamblea, mani, charla. Su propia naturaleza de crédulos les hacen estar creyendo en todo. De forma inconsciente se autositúan en los altares de la moral, desde donde otean los conceptos que se les escapan y quieren que les expliques en su tiempo de pensar. Yo sólo digo barbaridades para que me odien, para que me dejen en paz con mis libros, con mis preguntas y mi disfrute. Intento predicar con el ejemplo y con estas palabras binarias, por donde ya no pasa nadie.

5 comentarios:

Andrea De Paoli dijo...

Amen!

jonassanchezpedrero@yahoo.es dijo...

Amén lo serás tú.

Andrea De Paoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andrea De Paoli dijo...

jajaja..ya lo sabemos que que intentas convertirnos! déjanos en nuestra ignorancia! déjanos vivir en paz! basta pajas!
jajaja

Anónimo dijo...

"Si me quitas las pajas me dejas vacío"
Fdo. Espantapájaros del Mago de Oz.